El proyecto Soria CO2Cero

El Proyecto «Corredor Urbano Medioambiental Soria CO2Cero, Eje territorial para una cultura de sostenibilidad» es una iniciativa del Ayuntamiento de Soria que cuenta con el apoyo del Programa LIFE+ de la Comisión Europea, el instrumento financiero para el medio ambiente de la Unión Europea.

El proyecto se inscribe en el área de Medio Ambiente Urbano del Programa LIFE+ y será ejecutado durante el periodo que va de septiembre de 2010 a agosto de 2012.

Soria CO2Cero tiene un presupuesto de 717.424 € y la financiación concedida por la Comisión Europea asciende 325.382 €.

Elementos innovadores del proyecto:

Pretende consolidar la sostenibilidad medioambiental como criterio fundamental de las políticas municipales.

Tiene como finalidad generar nuevos procesos de planificación, gestión y evaluación de la acción municipal.

Prevé establecer un nuevo modelo de coordinación con el tejido asociativo y la ciudadanía.

Busca poner en valor el medio ambiente conectándolo con aspectos culturales arraigados en Soria.

Establece una nueva metodología de valoración de la calidad del medio ambiente urbano.

 

Objetivos:

1. Desarrollar una estrategia de aproximación de los valores culturales, medioambientales, socioeconómicos, de ocio de la ciudad con el desarrollo sostenible, poniendo en valor tales valores y contribuyendo al desarrollo económico y a la calidad de vida de Soria.

2. Diseñar un modelo de gestión medioambiental integrando diferentes soluciones a los problemas medioambientales originados por la actividad humana (alto consumo energético y de agua, contaminación, ruido, residuos) en base a un eje territorial que concentra focos de contaminación.

3. Reducir a los niveles mínimos las emisiones de gases contaminantes, el consumo energético y de agua, y los residuos y aplicar políticas de reciclabilidad en el ámbito urbano.

4. Generar un modelo de gestión medioambiental basado en la configuración de un espacio limpio en equilibrio con el desarrollo económico de la ciudad y contribuyendo a la puesta en valor de sus recursos con una clara vocación de continuidad y expansión a partir de la conexión con otros municipios y regiones que compartan los objetivos en la lucha contra el cambio climático y en la mejora de la calidad medioambiental en espacios urbanos.

Resultados esperados:

1. Aumentar el porcentaje de residuos que son gestionados de manera separada y destinada al reciclaje, mediante la promoción y la sensibilización ambiental y además aumentando el número de puntos de recogida.

2. Implantar un proyecto piloto de recogida selectiva en origen de materia orgánica para su posterior compostaje, y que aporte indicaciones para la futura implantación generalizada en la ciudad.

3. Aplicar instrumentos de información específica sobre la situación medioambiental y las tendencias relativas a emisiones de CO2 en el casco urbano, poniendo a disposición de la administración local dispositivos de control, sensibilización e implicación de la ciudadanía. Estas herramientas se incorporarán en la gestión medioambiental de la ciudad activando nuevos procesos administrativos y métodos de trabajos de carácter innovador en la administración municipal y el gobierno de la ciudad.

4. Establecer medidas para reducir el impacto de determinados hábitos ciudadanos (uso de vehículos, gestión de residuos en hogares y establecimientos, etc.), sensibilizando a la población e incorporando medidas de retroalimentación de la información sobre los logros obtenidos respecto al cambio de determinados comportamientos.